La Feria Medieval de Canyadó concluye con un gran éxito de participación
La Feria Medieval de Canyadó concluye con un gran éxito de participación

Clara Bayo - 12/04/2010 04:03
http://www.badanotis.com/noticia.php?n=697

Ha conseguido superar todas sus expectativas. La edición número once de la Festa Medieval, que cada año organiza la asociación Festa Medieval Sant Jordi y unas cincuenta entidades locales, con la colaboración del Ayuntamiento de Badalona, se ha convertido, gracias al buen tiempo y la cantidad de actividades que se se organizan, en el punto de encuentro durante todo el fin de semana.

Sobre las 10.30 horas de la mañana la Rambla de Badalona se iba llenando poco a poco de dragones, princesas, caballeros y doncellas, que iban a comenzar un pasacalle que les llevaría hasta el barrio de Canyadó, donde, a los pies de la Masia, les esperaba el mercado de artesanos. Así, a ritmo de los tambores de de Percussió Bufons del Toc y Percussió Kapaoltis recorrían las calles del centro de la ciudad ante la mirada de los vecinos que poco a poco se iban sumando a su paso. "Mira Eric, que caballo más bonito" le decía una madre a su hijo, "ahora iremos a ver la feria" le explicaba.

Ball de Gegants i Capgrossos con sorpresa

Una vez en la zona principal de la Feria Medieval, daba comienzo el ball de gegants. Participaban els geganters de Badalona, Gegants i Capgrossos CEIP Ventós Mir, Progrés, Jungfrau, Cuca Lola Anglada y Districte Apatxe. Éstos últimos reservaban una sorpresa para el final. La presentación y bautizo de la Caputxeta; la cual consiguió levantar a todos los niños y niñas del suelo para bailar al ritmo de las músicas tradicionales. "¿Te gusta la Caputxeta?" le preguntaba un padre a sus hijos. "Es muy divertida" respondían mientras daban palmas para seguir la música.

Tras el baile, el pregón de las fiestas. Desde una de las ventanas principales de la Masia, el especialista en época medieval, Joan Rosàs, animaba a todos los presentes a disfrutar de las actividades, actuaciones y puestos de venta de la Feria.
Los asistentes se disgregaban por la plaza según sus propios programas "ahora vamos al taller de malabares y después tomaremos un buen plato de pulpo gallego" les explicaba Montse a sus hijos. Y es que, opciones había muchas para elegir. Desde talleres hasta representaciones teatrales, sin olvidar las visitas a la Masia.

Una noche de fuego

Al anochecer, la acción se hacía protagonista de la fiesta. Era el turno de les Bèsties de Foc, els Diables Kapaoltis, Diables de Badalona y de los llamados Petits Bufons. Un gran espectáculo de fuego que tenía a todos los asistentes en vilo y con muchas ganas de participar.
Tras su cercavila de foc, llegaba la Cremada de la Masia, en la que la pirotecnia y los fuegos artificiales eran el reclamo de una jornada de sábado de época; tras ello, una cena popular a cargo de la Agrupación Cultural Gallega Agarimos y actuaciones musicales para todos los gustos.

Domingo de caballos

La exhibición ecuestre a cargo de la Hípica de Badalona esperaba su turno en la mañana de domingo. Primero, juegos medievales, talleres de chapas y hasta danzas del vientre. El punto y final a la fiesta lo ponían l'Associació de Templers de Bagà con la actuación llamada Homenatge al darrer templer.

Fotografías: Alejandro Jurado